VIII. Democracia y Feminismo

«Por eso no es extraño que desde entonces ya se escucharan la voces de las mujeres que se organizaban por su derecho al sufragio, en Inglaterra surgieron nombres como Mary Wollstonecraft, posteriormente Emily Pankhurst y las sufragistas que, solo después de varias décadas, lograron que se reconociera a la mujer sus derechos políticos y de participación en los procesos democráticos. Ya más adelante, se declararán los llamados derechos humanos, que, por su connotación semántica, también le da un sesgo meramente masculino. Se puede constatar que en tres siglos de modernidad se desarrolló un pensamiento utópico de igualdad entre mujeres y hombres que en realidad no existía. Por eso Marcela Lagarde cuando habla de la constitución de ciudadanía habla de las condiciones de posibilidad de que la utopía sea tópica, es decir, que sea realizable, que  suceda realmente eliminando la opresión en contra de las mujeres. No está de más decir que el Feminismo, con mayúscula, no solo es defensor del pensamiento laico, sino que como movimiento político, al criticar al poder, ha planteado la critica certera al modelo de desarrollo capitalista extractivista que sigue sin lograr el desarrollo pleno de las mujeres. Así, el ideal democrático ha planteado a la democracia liberal moderna medidas para establecer la igualdad de género en todos los ámbitos de la sociedad, eliminando todas las formas de discriminación».
Por Ulises Mérida

VII. Medios de Comunicación y Democracia

«Tal es el caso de la empresa privada Cambridge Analítica y su participación en el proceso del Brexit en el Reino Unido, o de WhatsApp con Bolsonaro en Brasil. Las campañas de bots que se han demostrado en redes sociales como Tweeter, Facebook, WhatsApp, etc., pueden generar campañas de desprestigio y desestabilización de gobiernos desde los poderes fácticos,  ya que por el inmenso poder que están teniendo han tenido la capacidad para censurar a los poderes públicos más altos de las sociedades supuestamente democráticas– como es el caso de Donald Trump y las censuras por parte de Tweeter y Facebook –, lo cual representa un grave atentado  y marca un precedente en contra de la libre expresión, independientemente de la tendencia o ideología que tengan los encargados de dichos puestos públicos».

EL RACISMO EN LA IZQUIERDA PERUANA

«Este fenómeno racista también se evidencia en nuestras izquierdas peruanas. Recientemente, en las últimas elecciones generales del 11 de abril, el Perú fue un escenario -más bien diría un pobre espectáculo- de ese odio racista reprimido, no se sabe cuánto tiempo, contra lo provinciano y lo serrano que se expresó en la persona de Pedro Castillo, candidato del partido de izquierda Perú Libre, un campesino, rondero, profesor y dirigente sindical, natural del distrito de Tacabamba, provincia de Chota, del departamento andino de Cajamarca. Las redes sociales de cientos de izquierdistas fueron inundadas con odio y desprecio, a través de insultos racistas, por dicho candidato, específicamente, por parte de lxs seguidores de la candidata de clase media y socialdemócrata».

VI. Colonialismo, Feminismo y Democracia

«Para Laura Segato es necesario ver a la democracia desde una perspectiva descolonizadora y, al igual que Dussel, su visión crítica del eurocentrismo nos va a llevar  a encontrarnos con Aníbal Quijano y su colonialidad del poder, concepto  que se funda en la explicación de  una imposición de clasificación racial como patrón mundial del poder capitalista que opera en todos los ámbitos de la existencia cotidiana . La cuestión de la raza y su clasificación es primordial para la imposición subjetiva de la colonialidad y no solo de la estructura de dominación y explotación que se refieren estrictamente al colonialismo. La colonialidad engendrada dentro del colonialismo no puede existir sin él, ya que: “América Latina fue la primera nueva identidad histórica de la colonialidad del poder y, sus poblaciones colonizadas, los primeros ‘indígenas del mundo’ ”, del capitalismo que se vuelve mundial desde ese momento, dando nacimiento a la denominada modernidad».

Contribución a la propuesta de una Política Regenerativa

«Es preciso recordar al compañero René Jaimez cuando nos habla de una “Investigación Social Crítica”, el cual sostiene que “el desarrollo de una razón crítica va más allá del desarrollo de una razón práctica, en el sentido de que la primera parte del esfuerzo de discernimiento, pero no se conforma con la “toma de conciencia” sobre la capacidad productiva/creativa (transformadora) del sujeto en su relación con el objeto, sino que encamina ese esfuerzo hacia la construcción de lo que Eric Olin Wright llama estrategias para hacer las utopías visualizadas factibles. Encamina el esfuerzo de discernimiento hacia la necesidad de construcción de horizontes utópicos: las utopías reales de Eric Olin Wright , pero también un horizonte utópico más radical: socialista, revolucionario. Así, la Investigación Social Crítica que proponemos hace dialogar a Eric Olin Wright con Márkus para levantarse sobre la base del desarrollo de esta razón crítica utopista. La teleología emancipatoria de la Investigación Crítica, resulta del esfuerzo de discernimiento de la dialéctica producción –reproducción (praxis) y se constituye en emancipatoria a través del planteamiento de estrategias claras y específicas para construir utopías reales que forman parte de una estrategia de emancipación socialista radical”. También creemos que seguir los pasos a ésta Investigación Social Crítica necesita de elementos de interpretación psicológica y la neurociencia que nos ayude a entender a profundidad dichos procesos emancipatorios. La política se trata de ser y hacer una mejor persona, pues es en beneficio de la comunidad, de su existencia».

¿Porqué Socialismo?

«En segundo lugar, el socialismo está guiado hacia un fin ético-social. La ciencia, sin embargo, no puede establecer fines e, incluso menos, inculcarlos en los seres humanos; la ciencia puede proveer los medios con los que lograr ciertos fines. Pero los fines por sí mismos son concebidos por personas con altos ideales éticos y —si estos fines no son endebles, sino vitales y vigorosos— son adoptados y llevados adelante por muchos seres humanos quienes, de forma semiinconsciente, determinan la evolución lenta de la sociedad. Por estas razones, no debemos sobrestimar la ciencia y los métodos científicos cuando se trata de problemas humanos; y no debemos asumir que los expertos son los únicos que tienen derecho a expresarse en las cuestiones que afectan a la organización de la sociedad. Muchas voces han afirmado desde hace tiempo que la sociedad humana está pasando por una crisis, que su estabilidad ha sido gravemente dañada. Es característico de tal situación que los individuos se sienten indiferentes o incluso hostiles hacia el grupo, pequeño o grande, al que pertenecen».

V. Marxismo y democracia

«Así pues, el camino hacia el socialismo es un camino cada vez más democrático, el marxismo ha ayudado en ese sentido a democratizar cada vez más a las sociedades y también, como señala el profesor Garandilla, la democracia, entendida en este sentido, es un camino esperanzador que ha permitido restringir el camino del liberalismo que, inevitablemente, en su misma dinámica interna lo conduciría al fascismo. Aquí podemos ver la diferencia abismal entre la perspectiva marxista y la democrática liberal, la primera sustentando e impulsando los procesos del ideal democrático a su nivel utópico (hasta la extinción del Estado y sus clases sociales) y; la segunda, con sus contradicciones constantes al justificar y pretender eternizar el status quo. Así pues, el concepto de dictadura del proletariado tiene que despojarse de la connotación antidemocrática que la democracia burguesa le acusa, pues en realidad dicho concepto se plantea de manera más democrática que como ha venido desarrollándose en la sociedad burguesa».

Diálogo con Víctor Manuel Toledo

«La cooperativa es la antítesis de la corporación o de la empresa capitalista, no debemos perder de vista que aún a pesar de que estamos viviendo en este mundo dominado por el capital, el papel de las cooperativas ha sido muy importante y  lo sigue siendo, e incluso, siguen aumentando.  Ahora, lo que yo también agregaría, es que esto es muy importante, fíjense ustedes, no necesariamente tenemos que esperar a que llegue un gobierno anticapitalista que se ponga a sustituir la economía basada en el capital para poder hacer una transformación. De hecho, hoy en día se están creando los mercados alternativos donde desde la producción, circulación y consumo, toda la cadena productiva, logra salirse de la lógica o la racionalidad del capital  y eso es el caso de tantos mercados alternativos, los mercados orgánicos, solidarios, locales, el tema del trueque; todo esto tiene un enorme potencial y debemos contemplarlos como una de las formas para salir de la crisis de civilización. En México somos muy afortunados porque hay una gran cantidad de experiencias de cooperativas, especialmente las que conocemos son las cooperativas ligadas al tema de la producción de alimentos, en nuestro caso cooperativas productoras de café orgánico y de muchos otros productos que en el país están avanzando con mucho éxito.»

Al final era el frío

«Así nos lo quieren hacer creer. Tal vez para que pasemos a creer que estamos de hecho “todos en el mismo barco”. Pero no lo estamos. Acabo como empecé: los desastres naturales, o todos los escenarios que podamos imaginar que el fin asumirá, hace mucho que dejaron de ser naturales. Tales desastres son tan naturales como sociales. Y lo mismo se puede decir de la forma en la que nos impusimos como especie sobre el mundo y lo modificamos en función de nuestros designios. La diferencia entre sociedad y naturaleza nunca fue tan pequeña. Solo obedece a la voluntad de quienes buscan naturalizar el calculismo de su acción frente a la catástrofe, “la crisis que ahí viene”, o las respuestas draconianas y desproporcionales que vienen envueltas en el manto de “emergencia”. Si esta es una guerra, acordémonos que no hay guerras en las que sea imposible distinguir entre el amigo y el enemigo. No entreguemos nuestra voluntad a quien hace de la catástrofe una fatalidad para eximirse de la responsabilidad de sus decisiones. Ese es el enemigo. Y, mientras el mundo se acaba, hay otros mundos por hacerse. No solo nos queda el frío. Aún».

Traducción del portugués por Eva García Moreno.

Carta abierta para el Gobierno del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte

“Cada vez que atestiguamos una injusticia y no actuamos, entrenamos nuestro carácter a ser pasivo en su presencia y, de ese modo, eventualmente perdemos toda habilidad de defendernos a nosotros mismos y aquellos a quienes amamos” – Julian Assange –

IV. Liberalismo y Democracia

«El concepto de representación política es muy importante para el liberalismo, pues lo define como una transferencia de poder de la mayoría de las personas a una persona en particular, grupo o representante para que decida por todas y todos, propugnando por una élite que pueda discernir el interés nacional por encima de los particulares. Así, el Estado se concibe como un artefacto de poder y de coerción tan fuerte que restringe la ambición y el egoísmo individual, según los liberales. El espacio público ya no se encarna en el pueblo sino en la soberanía de los representantes y de este modo, el soberano es el poder absoluto que puede hacer que esto pase. La libertad del liberal moderno es la libertad negativa, como ausencia de poder: free-dom (libre de dominio, como libertad individual y privada)».

III. Democracia y Medio Ambiente

«La especie humana sobrevivió y persistió durante 300,000 años porque aprendió a escuchar y a interpretar los mensajes de la naturaleza. De una naturaleza sacralizada. De esa ecología sagrada donde cada montaña, manantial, río, roca, planta o animal poseen la capacidad de diálogo, los humanos derivaron una cierta “ética natural”. De la lectura o interpretación de los mensajes, los seres humanos aprendieron a ajustar, adaptar y modificar sus comportamientos y sobre todo sus modos de organizarse, en un verdadero juego por la supervivencia. La domesticación de la naturaleza (que no su dominio o sujeción) siempre fue un acto de domesticación del ser humano. El proceso civilizador fue recíproco, es decir co-evolutivo. Al domesticar especies, paisajes, cursos de agua, la naturaleza domesticó a los seres humanos. Este proceso duró hasta hace unos 4,000 años, cuando aparecieron las primeras relaciones coercitivas (señoríos) y después las sociedades estatales cada vez más complejas».

Por Ulises Mérida

II. La democracia en el mundo no occidentalizado

«En la misma sintonía, cuando el profesor Enrique Dussel habla de la democracia en el mundo no occidentalizado, critica la visión eurocéntrica de entender la historia desde una visión occidentalizada, por lo que es una crítica fundamental al colonialismo del conocimiento. Nos dice que el sistema democrático no es de origen griego, sino que incluso “la palabra misma demos es egipcia y hace referencia al pueblo, a su asamblea… entonces, podemos entender como Grecia toma el sistema político tanto de Egipto como de los pueblos navegantes del Mediterráneo Oriental”. Por consiguiente, podemos entender que en Grecia la democracia fue un sistema abiertamente aristocrático donde sólo participaba una parte de la población, los ciudadanos libres, ya que el cincuenta por ciento de dicha población era esclava».

Por Ulises Mérida

No quiero nada

Héctor Paz Sombra de un amanecer Eco del tiempo Días con peso de los días Historias futuras sin memoria, Olvido incomprensible. Yo no quiero entender A los poetas ausentes, Desalmados, desangelados  Amantes equívocos, Irredentos condenados a la ausencia Y no sé cuánto más. Que se traguen el universo y las marinas noches, Los vientos ySigue leyendo «No quiero nada»

Democracia y populismo

«…la democracia griega no debería vérsele como un paradigma a seguir, sino como un germen de discusión, principalmente por la inequidad social que prevalecía cuando se debatían dichos conceptos de igualdad en esa sociedad practicante del esclavismo. La sociedad griega era excluyente y patriarcal, un número minoritario de sus habitantes podía acceder a una educación privilegiada en medio de una población mayoritariamente esclava, razón por la cual debería de haber una revisión de las categorías contemporáneas y de la enseñanza de la educación en todo el orbe».

Por Ulises Mérida

Una Declaración…por la vida

Primero de Enero del año 2021. A LOS PUEBLOS DEL MUNDO:A LAS PERSONAS QUE LUCHAN EN LOS CINCO CONTINENTES: HERMAN@S Y COMPAÑER@S: Durante estos meses previos, hemos establecido contacto entre nosotr@s por diversos medios.  Somos mujeres, lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, travestis, transexuales, intersexuales, queer y más, hombres, grupos, colectivos, asociaciones, organizaciones, movimientos sociales, pueblos originarios, asociaciones barriales, comunidadesSigue leyendo «Una Declaración…por la vida»

Sobre Populismo

Walter Martín Arellano Torres Walter Manuel Arellano Toledo (México D.F., 1983) joven y experto académico, cuyo interés por las bases que rigen nuestras sociedades lo ha llevado a estudiar diversas ciencias sociales tales como Derecho, Psicología, Filosofía y Ciencias de la Comunicación.  Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de México desde 2012,Sigue leyendo «Sobre Populismo»